Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

jueves, enero 25, 2007

La Gripe

Ahora que ha refrescado un pelín (-7º hace en este momento donde yo me encuentro pero en la calle), y nosotros que estábamos ya con la ropa primaveral en la puerta del armario ya casi es el momento de la gripe. La gripe nos entra sin darnos ni cuenta por varias razones: entramos y salimos de sitios con cambios bruscos de temperatura, vamos con menos ropa de la que deberíamos porque nos queda mejor así estéticamente, alguien cercano ya la había pillado antes y nos la pega y, el motivo principal según las madres, que andamos descalzos en casa...

Además ataca así sin darnos ni cuenta. Tú sales por la mañana así tan tranquilo de tu casa como una rosa como un clavel, lozano, con tus legañicas en los ojos y te echas al frío mañanero... eso crees tú que vas lozano, no pasan ni cinco minutos y empiezas a notar que algo no anda bien porque haces una ristra de estornudos con una racha de quince seguidos. Te suenas los mocos, como es natural, pero ves que por mucho que te suenes ya te quedan algunos ahí que no hay manera de sacarlos. Esto ya empieza a mosquearte pero, bueno, no le das mucha importancia. Llegas al trabajo y allí está Pérez que lo primero que te dice es: "(tos en tu cara) Joder, vaya trancazo que (más tos) he pillado, me ha dicho la parienta que me (la tos de la muerte) que me quedara en casa, pero el trab... (megatos) el trabajo es el trabajo". Ahora sí que andas mosca, deberías haberte puesto el traje de nivel 3 de infecciones para hablar con Pérez, pero confías en tu sistema inmunológico aún y no crees que te pille.

A la mitad de la jornada, el flujo de mocos ya no puede parar. Llevas gastado dos paquetes de pañuelos de papel, piensas que has cogido frío al salir porque has traido el abrigo fino hoy pero que mañana ya estarás bien... JA. Mañana te vas a cagar, pero no adelantemos acontecimientos. De vuelta a casa en el Metro empiezas a notarte un poco febril, no puedes parar de limpiarte los mocos, incluso toses alguna vez, te duele la cabeza y un dolor así por los huesos que no es normal... Miras a tu alrededor en el Metro buscando compasión pero no encuentras nada porque todo el mundo va tosiendo y limpiándose los mocos, y el único que va sano está borracho y es un yonki y no quieres compasión ninguna de él.

En casa la cosa empeora, seguro que alguien te está esperando para hacer el papel de madre en caso de enfermedad... por ejemplo tu propia madre. Según dices "hola", tu madre dice "estás malo ¿a que sí?" En ese momento, nos sale la vena orgullosa y fortalecida y decimos: "¿yooo? ¡Qué va!, es que me he quedado un poco ronco de todo el día estar hablando y eso" y ya te contesta: "ya... es que no se puede salir con tan poco abrigo con el frío que hace, vete tomando (lista de medicamentos para la gripe y remedios caseros que sabe tu madre) y cuando te hayas tomado todas esas cosas, te metes en la cama". Tú sigues en tus trece de la fortaleza: "si estoy bien".... ya viene tu madre con el sobre echado en el agua removiéndolo y te lo tomas autojustificándote de que lo haces para que te deje en paz pero en el fondo sabes que no te vendrá mal para lo que te pasa.

Al final haces y te tomas todo lo que te ha dicho, que por cierto todo este tipo de remedios y cosas así te destrozan el estómago y es que lo que es bueno para una cosa es malo para otra. Te metes a la cama queriendo que alguien te remate del malestar que llevas. Pero sigues confiando en que mañana cuando te levantes ya estarás bien, crees que tienes ese superpoder....

Por la mañana estás peor, si cabe, a pesar de todos los remedios y medicamentos con que te ha atiborrado tu madre. Además te levantas resudado de la cama por la fiebre, con mucha tos, más mocos que el bicho ese de los cazafantasmas. No puedes ir a trabajar, por supuesto, y te preguntas que cómo es posible que no estés mejor... porque todos pensamos que por la noche pasa algo mágico con nuestros cuerpos que pase lo que nos pase de malo al día siguiente creemos que estaremos totalmente curados. Así que nada si os pilla la gripe, os quedan como cuatro días de estar fatal con los síntomas que antes he descrito y aguantando a quien te cuide en casa que yo creo que es lo peor, jejejeje.

4 Comments:

Blogger Lucía said...

Yo ya la pasé hace una semana y espero no volver a cogerla en lo que queda de invierno.
Muy desconsiderado por su parte no agradecer que haya alguien cuidándole en casa, ya verá cuando le toque pasar una solito, como se acuerda de lo bonito que era que le trajeran la sopita a la cama y le buscaran el mando a distancia que se había caido de la cama ...

25 enero, 2007 09:41  
Blogger pon said...

Tres dias de subida y tres de bajada, sudar y jorobarse. No hay más.
Y no quejarse de los mimitos qie sientan muy bien.

25 enero, 2007 11:01  
Blogger HECTOR said...

De donde eres que estas a menos 7 grados?

25 enero, 2007 11:01  
Blogger Dr. Strangelove said...

Para atajar cualquier bicho o virus que pueda atacarme en esta época, me inoculo alcohol en grandes cantidades. Aunque a veces no sirva de mucho te hace sentirte cojonudo. Y cuando ya lo has pillado, un ponche caliente es mejor que cualquier cocktail de paracetamoles y antigripales.

Un saludo y ánimo

25 enero, 2007 11:03  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz