Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

viernes, noviembre 24, 2006

La Amada

Día de cuento, cuando salen los días así lluviosos siempre me dan más ganas de escribir cosas un poco más serias como son los cuentos. Ahí lo dejo a ver qué tal:

Al ir caminando por la calle de repente la vio, allí estaba ella, su amada, la que hacía latir su corazón, la que no podía sacarse de su cabeza. Allí estaba entre la multitud, mirándole. Él empezó a caminar hacia ella, apartando gente, pero ella se giró y empezó a caminar también alejándose a su vez de él. Cada vez estaba más nervioso él, porque veía que la perdía, por más prisa que se diera cada vez había más gente. Quería gritar su nombre para que le oyera, pero por alguna extraña razón no podía hablar, sólo podía seguir caminando y apartando gente. Cada vez que paraba a descansar un poco ella también paraba, se giraba, y le miraba con esa expresión en sus ojos que tanto le gustaba a él.

Llevaba muchos años enamorado de ella nunca se había atrevido a decirla nada, cada vez que intentaba hablarla se quedaba sin palabras. Sólo podía quedarse embobado mirándola y diciendo estupideces, pero aquel día decidió que todo iba a cambiar, que en cuanto llegara a ella la confesaría todo lo que sentía hacia ella y por fin se quitaría ese peso de encima y, quién sabe, quizá ella podría corresponder su amor.

La situación cada vez era más agobiante, por más que quisiera llegar a donde estaba ella no podía. Parecía que había una conjura de la gente hacía él. De repente, hubo una revuelta entre la gente y empezaron a empujarle y zarandearle de un lugar a otro. No podía luchar contra semejante marea humana. Cuando pasó todo el lío la había perdido de vista. Una vez más había perdido la oportunidad de hablarla. Además, sentía que había perdido una oportunidad importante, que esta vez habría sido la definitiva.

Salió de la marea humana que, por cierto, no sabía qué estaba haciendo allí tanta gente. Y se fue caminando cabizbajo hacia su casa. Pero, al doblar una esquina, allí estaba ella. Esperándole con una sonrisa en la boca. Se le salía el corazón, ahora sí que se lo podría decir. Fue corriendo hacia ella, la cogió de la mano y empezó a hablar: "Mira, yo...", ella no le dejó continuar: "shhh, no digas nada, ya lo sé". Y entonces...

Sonó el despertador, no se lo podía creer. ¡Todo había sido un sueño!. ¿Sólo se atrevía a luchar por ella en sueños? La tristeza le invadió pero tenía que levantarse e irse a trabajar. Un nuevo día de angustia y esperanza le esperaba.

Esto es. Hoy tengo mi primera experiencia con el avión, ya lo comentaré a ver qué tal. No estoy nervioso ni tengo miedo pero tengo mucha curiosidad. Nos vemos.

4 Comments:

Blogger Tito Kokin said...

Aunque lo hayas plasmado como un cuento, es la realidad de miles de personas en el mundo...

24 noviembre, 2006 10:13  
Anonymous Ulyses said...

Una historia algo triste, pero en cierta forma muy bonita.

25 noviembre, 2006 07:52  
Anonymous dingo said...

echale cojones y diselo a ella witilongis.

27 noviembre, 2006 18:39  
Blogger Patricia said...

empecé a leer la historia y pensé que sería una historia de oooooooooooooohhhhhhhh pero al final ha sido una de...jooooo!! Repito lo de dingo.. échale cojones y di lo que tengas que decir a quien tengas que decirselo

28 noviembre, 2006 16:36  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz