Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

miércoles, noviembre 29, 2006

El punto límite

Aunque parezca que voy a hablar de matemáticas no lo voy a hacer. Voy a hablar de borrachos. El que haya salido un sábado cualquiera y haya bebido lo suficiente sabrá de lo que voy a hablar. Cuando llega la noche y quedas en un sitio con tus colegas ya vas mirándote la cartera por el camino a ver cuanto dinero llevas, miras a veeeeer: 30€ no está mal, pero también piensas por otro lado "a ver si es posible que no me lo gaste todo"... Error, te lo gastarás y si llevas tarjeta sacarás más pasta incluso, ¿por qué? porque bebes y te pasas del punto límite.

¿Qué es esto del punto límite? Es el punto de la noche en que si dejaras de beber, además de que no te la pillarías doblada, no te gastarías todo el dinero que llevas encima. Es decir, tú empiezas a pedir copas o cervezas... te tomas una, bien, te toma dos... bien, la tercera... regular y, de repente, en algún PUNTO de la noche no sabes cómo... estás pidiendo una detrás de otra y no puedes parar de beber y no sólo eso que se te suelta la vena generosa que todos llevamos dentro y estás invitando incluso a los colegas y entonces es cuando aplicas el teorema de "gástate todo lo que lleves encima". Ni que decir tiene que los treinta euros que traías ya te los has gastado... si pilla un cajero cerca habrás ido a por más... Todo el mundo sabe también, que llega otro punto más allá del límite que dejas de recordar las cosas.

Lo mejor, es que cuando te levantas al día siguiente y le das la vuelta a la cartera, sale una telaraña con su arañita colgando, y te preguntas ¿en qué me gasté anoche tanto dinero? (todavía sin ir a mirar la cuenta del banco)... ¿en qué? pues en beber como un cosaco y en invitar a todo quisque. Y es que nadie sabe en qué momento es el punto límite, porque si dejas de beber en cierto momento tienes la sensación de que aún podrías haber bebido más... pero si te tomas sólo una más puedes pasarte del límite. Y si te has pasado, como ya no tienes conciencia y te va a dar igual aunque la tengas porque ya no podrás parar pues nada. Así que nada chavales y chavalas, a ver si alguien averigua su punto límite y consigue acercarse lo máximo a él sin pasarse, como en el Precio Justo, para poder conservar un poco de pasta para pasar un domingo decente, aparte de la resaca, claro.

2 Comments:

Blogger Tito Kokin said...

Oye, te has planteado alguna vez ir a Alcohólicos anónimos??? Eso de que se gasta el dinero no son todos, por ejemplo Espe no puede...

29 noviembre, 2006 10:39  
Anonymous Ulyses said...

Suerte que no suelo salir casi nunca, lo digo por la economía, porque ya uno no puedes salir con chatarrilla de marcha. Esa es la suerte de ser tan casero.

30 noviembre, 2006 06:16  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz