Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

sábado, noviembre 13, 2010

Los jueves son los nuevos...

Hacía mucho, muchísimo, tiempo que no las pasaba en el trabajo tan canutas como ayer. Todo se debe a que el jueves, como manda la tradición, salí a tomarme unas cañas y se complicó un pelín la cosa. Y es que decir que voy a tomar unas cañas de tranqui y decir que el patio de mi casa es particular viene a ser lo mismo: palabras vacías.

Hay un momento de la noche en que alguien comenta: "verás mañana en el curro", y mañana lo ve todo el mundo tan lejos que se empiezan a mondar de risa todos... Pero el mañana sí existe, contrariamente a lo que se piensa en ese momento, y además de existir posee un mazo para darte de leches bien dado. Lo peor de todo es que muchas veces con la gente que te vas "de cañas" los jueves son tus propios compañeros de trabajo que son iguales o peor de gambiteros.

Así pasa: el viernes la oficina parece un funeral. Va entrando la gente y los ves desfilar con unas ojeras de no dormir que parecen bolsas del Carrefour, ojos rojos como el tío del Visprin o como quiera que se escriba (que por cierto ese tío si tiene una entrevista por la mañana para qué sale de megafiesta por la noche haciendo el baile de los deditos para arriba? ¿No será que ha estado metiéndose esos dedos en los ojos toda la noche al bailar y por eso los tiene así?), voces de ultratumba al decir buenos días el que dice algo y no gruñe sólo, un ligero tono "afrutado" a alcohol flotando en el ambiente... lo normal.

Además por más que tú por la mañana te duches, te frotes bien frotado, te laves los dientes cuatro veces, desayunes, vuelvas a lavarte los dientes, enjuague bucal, bien de colonia de la buena y otros trucos que ahora no se me ocurren, siempre hay alguien que al llegar, y que no salió, te comenta "vaya vaya... ayer hubo farra eh!!". O, incluso, puedes tener la suerte de que el jefe supremo (también llamado director general) ese día te convoque a primerísima hora a una reunión en su despacho por lo cual sabes que estás vendido porque se te nota en la mirada que vives enamorada... Por lo menos si se da cuenta no dice nada.

Y el sueño que traes no tiene precio. Las dos o tres primeras horas de currar tienes una especie de subidón que te hace ser, falsamente, un poco más productivo. Pero a partir del desayuno de media mañana sólo vas cuesta abajo: sueño, ojos rojos, concentración cero, ralentización suprema del reloj... Te pones a leer alguna cosa y te la tienes que leer tres veces porque no te enteras de nada, una cosa tremenda. Pero... ¡¡que te quiten lo bailao!!

3 Comments:

Blogger Doña Col said...

EL último párrafo es el mejor.

13 noviembre, 2010 18:01  
Blogger Andrés said...

Pero esas cosas te pasan por marchoso XD, ¿A quién se le ocurre salir el jueves con tu edad?

15 noviembre, 2010 05:27  
Anonymous hotel en gesell said...

no se porque, pero los jueves son uno de mis dias favoritos
aqui en argentina, le llaman el dia de las "ciervas"
es que antes las empleadas de limpieza tenian dia libre los jueves y salian de noche
un saludo

25 noviembre, 2010 16:16  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz