Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

domingo, octubre 24, 2010

Esas tardes de domingo

Antes que nada, lo primero es lo primero, saludar a todos de nuevo. Voy a intentar volver a escribir con cierta regularidad en el blog porque tengo gusanillo otra vez aunque vete tú a saber porque con lo vagazo que soy a ver si duro por lo menos... ¿un añito? No sé ya veremos, otra cosa que intentaré hacer será cambiar el diseño del blog que llevo con el mismo papel de pared dos años por lo menos y ahora que tengo nuevos y maravillosos (ejem) conocimientos de html la cosa será coser y cantar...

Esas tardes de domingo, como dice el título de esta entrada, como la que me estoy pegando hoy son las que más me gustan y las que hacen que el otoño y el invierno no sean tan malos y tan tristes como pudieran parecer. Ya, para empezar, lo primero e innegociable es tener el uniforme de domingo: el pijama. Claro que sí, como no podría ser de otra manera uno ha de estar con los pelos como Pumuki (para los más jóvenes y para los que no recuerdan bien es un personaje de una serie que echaban cuando yo era pequeño, no soy tan viejo que ya os veo afilando los cuchillos para llamarme viejo y que esto es una historieta del agüelete, y era como una especie de duende superpuesto de dibujos animados a la imagen y que, me parece, que no hablaba y le cuidaba un viejo que era carpintero o algo así y... ejem, ya me centro, lo que le pasaba es que tenía los pelos bien revueltos). El pijama por supuesto puede ser cambiado por un chandal viejo o algo bien cutre, eso es lo básico que sea todo bien cutre y que parezcamos unos mendigos. Una bata sería aceptable pero eso ya es más de marqueses y frioleros.

Bien, una vez con tu uniforme de domingo lo siguiente es pegarte un buen atracón para comer de comida de domingo como por ejemplo un buen cocidaco con sus garbanzos, su carnaca, su tocinaco, su repollo, etc... algo ligero por si te has levantado con resaca, arrumianes que ya nos conocemos y ya sabemos que ayer se os fue la mano con la copichuelas. Podría valer también una buena paella con todos sus complementos, un codillo, un barreño de pasta... cosas ligeras que te van a asegurar el éxito en lo que viene a continuación un domingo: la siesta.

La siesta es un tema muy manido últimamente en los telediarios en las noticias de relleno que tienen que meter para justificar que dure una hora y a la par que entretengan al personal, he visto hasta que había un concurso de siesta en un centro comercial cerca de mi casa no digo más. No he querido presentarme porque me echarían por abusón y yo, qué queréis que os diga, no me acuesto una siesta para veinte minutos a mi me gustan las siestas llamadas de pijama y orinal. A lo que viene todo esto es que después de la gran comilona lo que se debe hacer, triunfo fijo, inmediatamente de levantarte de la mesa (ya recogerás luego) es irte corriendo a la cama o al sofá o al sitio homologado para la siesta dominguera y pasarte tus buenas dos horitas en stand by cerebral. Dicen los médicos de los estudios de la tele que es malo hacer esto que hay que reposar un rato antes de dormir... naaaaaaaaada, ellos qué saben si están trabajando haciendo estudios, además la experiencia nos avala y nunca nos ha pasado nada, que te puedes morir o algo? Claro, y también te puedes morir en ese momento por otra cosa y no andas con miedo. No se hable más hay que irse corriendo a dormir, si el mismo cuerpo es sabio porque te empieza a entrar un sueño que tienes que mantener los ojos abiertos con palillos y ¿para qué vas a andar sufriendo más?.

Uno podría pensar que ya lo tienes todo hecho... ¡no! Si has estado en cama te has de ir directo al sofá para hacer la "descompresión" que consiste en mirar la tele como un bobo otra horita más sin hacer nada. Yo creo que ese rato podría contar como siesta también porque para lo que haces lo mismo da. Si ha sido la siesta en el sofá pues sigue ahí ¿dónde vas a ir que estés mejor que ahí con la que está cayendo en la calle? (o eso te figuras porque lo de asomarse a la ventana es una mera intención salvo que sepas de buena tinta que hace un frío de copón copín y copete en la calle). Si, por algún casual, tienes información sobre la temperatura en el exterior de la nave para lo único que te sirve es para arrebujarte más en la mantica viendo la tele.

Lo último, y esto ya es opcional pero que a mi particularmente me encanta, es pasarme la tarde escuchando el Carrusel Deportivo (en su defecto Tiempo de Juego con Pepe y Paco sobre gustos ya cada uno...) con los partidos y el pipipipi. No me entero de nada pero sólo el run run me trae recuerdos de cuando pequeño que me pasaba la tarde "estudiando" con la radio puesta: Gol en la Condomina!! Gol en Las Gaunas!! Gol en el Carlos Tartiere!! Gol en Chamartín!! Partido de la jornada!! Pepe un purito!! Qué maravilla Paco qué maraviiiiiiillla!!!

Y ya lo tienes todo hecho, a cenar y a llorar un ratejo porque mañana hay que currar y madrugar y espera una semana de buena traca. ¿Qué más se le puede pedir a la vida un domingo de invierno? Por supuesto, hay complementos intercambiables como las cañejas domingueras, los vermuses, el partido con los amigotes... pero lo básico es lo que es y punto pelota.

PD: Pero qué horror! Buscando una imagen para poner en la entrada no me salían nada más que entradas de fiestas de pijamas de pokeras y tiendas de pijamas!! Google háztelo mirar macho porque...

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Doña Col said...

Hay que ver lo bien que has descrito el domingo de siesta, por favor... aunque algunas hacemos eso los miércoles

;)

25 octubre, 2010 21:10  
Anonymous missmole said...

Lo peor es la llorera de última hora de la tarde al ver que se ha pasado el fin de semana tan rápido,jeje

Me alegro de que vuelvas a escribir por estos lares!!

28 octubre, 2010 21:52  
Blogger Andrés said...

Recuerdo que de pequeño los domingos me parecían depresivos, no sé porqué. La verdad que nunca los he relacionado con cosas alegres.

Encima que siempre me tocó trabajar esos días, no tengo apenas buenos recuerdos de ellos XD.

01 noviembre, 2010 21:17  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz