Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

jueves, noviembre 06, 2008

¿Los albañiles?

El otro día me comentaba un amigo que qué bien viven los albañiles con sus horarios "tan estrictos" de comidas y descansos... Le dije que no se quejara porque conozco otro sector en el que la gente no está subida a los andamios pero sus horarios también son "muy estrictos" salvo la diferencia de la hora de salir que ahí sí que los albañiles lo llevan a rajatabla. Hablo del sector de la informática.

En la informática conozco a muy poca gente y pocas personas han oído hablar de individuos que lleguen a la hora de entrada en punto. Si se entra a las 9 la gente más madrugadora llega a y cinco, y diez... es decir, un chorreo de gente llegando hasta aproximadamente las 10 o así. La cosa no termina ahí, según se llega siempre hay dos opciones intercambiable pero no excluyentes para hacer: la primera es sentarse y encender el ordena para mirar el correo, el periódico, mirar más correo y enviar otros (sobre todo chorradas y chistes) y, por supuesto, el correo convocatoria de café o desayuno en las máquinas de vending o donde caiga. La otra opción es irse directamente al desayuno porque sabes que la reunión cafetera está montada igual. Por descontado el que llega al café primero, al volver a sentarse a su ordenador tiene que hacer la tarea pendiente de mirar el correo, el periódico...

A todo esto pues ya son cerca de las diez entre unas cosas y otras. Aquí puedes tener la mala suerte de que te enganchen para una reunión o bien que te pongas un rato a currar. Si te pones a currar a eso de las 10:30-11 alguien dice que hay que ir a desayunar a media mañana, más correos convocatoria y bajadas en comandita al bar a por las famosas barritas con tomate y aceite o el pincho de tortilla, desayuno que si te lo enchufas todos los días te pones como un cebón. Baja uno a desayunar y el bar está hasta arriba porque en todas las empresas cercanas sean del sector o no hay esa costumbre. Si, por desgracia, estás en la reunión tampoco haces prácticamente nada como los demás pero con la diferencia de que no te puedes bajar a desayunar y además, seguramente, dure hasta la hora de comer sin llegar a ninguna conclusión y la gente hablando y dándole vueltas a lo mismo una y otra vez a cosas con solución trivial o casi.

Pues a lo tonto, ya te has plantado en media mañana las 11:30 o las 12 y el personal ha currado como media hora pero de comer se ha ido dando bien la cosa. Ahora llega el periodo más productivo del día que es entre el desayuno y la comida... tampoco es cierto esto porque un poco antes de la hora de comer se producen los debates del hambre y el restaurante donde ir a comer, además de las ya consabidas peleas por el calor o el frío que haga en la oficina. Correos convocatorios, teléfono interno... lo que haga falta para avisar a los colegas de comida. Si tienes la buena o mala suerte de caer en un sitio donde se coma a las 13 pues los periodos se reducen, claro. Y si fumas cada 30-40 minutos la gente viene a convocarte para bajar a fumar a la puerta del edificio con todos los exiliados fumadores y cuyo privilegio de descansos no tenemos los que no fumamos y que si encima bajas con ellos está "mal visto" porque a qué estás bajando?

Por lo general, la gente come o bien en la sal del microondas donde está todo el personal con los tupers y la comida de casa o en el restaurante con el menú del día de donde sales reventando ya que comes primero, segundo y postre y bebida y... más cantidad de platos muchas veces que lo que comerías en casa pero oye, la mentalidad del pobre reventar antes que sobre ¿no? Así que nada así rodando se sube para el puesto de trabajo otra vez. A veces hay parada en la máquina de café para comentar lo lleno o reventón que te has puesto en la comida y a criticar lo mala que es la jornada partida y que todo el mundo es partidario de la jornada continua. Por no decir del comentario más extendido que es "que pocas ganas de trabajar hay ahora" y el otro "menuda siestecita me echaba yo ahora"... No olvido comentar, los viajes ocasionales que se echan a lo largo del día a la máquina del café también sin venir a cuento de nada "para descansar y despejarse", claro.

Empieza, como dice una amiga mía, el "modo tarde" que consiste en pasarte un buen rato luchando contra el sueño, el picor de ojos (por el sueño), el no poder concentrarte (por el sueño)... Si tienes la mala suerte de irte a una reunión después de comer estás muerto porque no tienes la sangre necesaria en la cabeza como para prestar atención a lo que se habla y como haya reparto de trabajo te la clavan sin que te enteres y sólo lo sabes a posteriori porque alguien te comenta "vaya marrón te han endiñao eh!!" y no sabes ni de qué hablan.

El resto de la tarde hasta la hora de salir, en el supuesto y en ocasiones remoto caso de salir a tu hora, te lo pasas trabajando a medio gas y mirando el reloj para ver si es la hora de salir ya. Aquí es donde viene la diferencia fundamental con los albañiles y reside en la hora de salir. En la informática a veces la gente no sabe a qué hora va a salir a pesar de que haya una hora oficial de salida poca gente se larga puntual. ¿Por qué pasa esto? Por dos motivos muy sencillos: porque como en todo el día no se ha hecho demasiado y a última hora de repente urge que esté terminado algo y la cosa se lía pues hay gente que se queda a terminarlo y el motivo segundo, y el más irrisorio es para aparentar. Sí, para aparentar que te quedas a trabajar hasta tarde. La frase que más gusta decir a la gente es "es que está mal visto irse pronto". ¿Mal visto por qué? ¡Si es tu hora de salir!. Incluso hay gente que está pintando la mona pero como ve que nadie se levanta pues ahí sigue aguantando mecha hasta que considera que se ha ido alguna persona antes que ellos. Sí, es ridículo pero esto pasa.

Así que nada, la próxima vez que se critique una profesión hay que andarse con más ojo porque en todos sitios se cuecen habas.

6 Comments:

Blogger carmncitta said...

hombre en todas....no, ehhhh? que estoy haciendo prácticas con las enfermeras y van de culo y contra el viento jajajajajajaja

muaaaaaaaaks

07 noviembre, 2008 00:09  
Blogger Tito Kokin said...

Jejeje, así me gusta, que cuentes tu vida profesional, que siempre se ha caracterizado por no dar ni un palo al agua!!! Lo sabré yo, que llevaba todo el peso de fliss yo solo....

07 noviembre, 2008 10:01  
Blogger Lucía said...

Ahí, ahí ... confesando,jeje.

07 noviembre, 2008 15:20  
Blogger Witilongi said...

Yo diría que se cree el ladrón que todos son de su condición eh tito kokin?????

07 noviembre, 2008 22:53  
Anonymous Anónimo said...

Tienes mas cara que espalda, pero no te preocupes porque siempre hay alguien que hace tu trabajo.

12 noviembre, 2008 19:18  
Anonymous Anónimo said...

q asco de pavo... soy informático y todo eso son falacias y prejuicios, si conoces a gente de una empresa poco competente, no es culpa de los informáticos donde estamos en empresas realmente serias.

22 noviembre, 2008 13:08  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz