Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

martes, febrero 12, 2008

Las cosas de los bares...

Este fin de semana pasado he estado en Oviedo a visitar a unas amigas. La verdad es que lo he pasado muy bien pero han pasado algunas cosas un poco extrañas. Nada más llegar la primera en la frente, decidimos ir a un bar a cenar (y a beber sidra) y según entramos se hace el silencio. Al preguntarle a la camarera (que estaba sentada fuera de la barra y estaba de muy buen año) si había una mesa para seis pone la peor cara de vinagre que he visto en muchos años y dice que esperemos. Según se da la vuelta se la oye comentar, nada por lo bajini, a ver dónde siento yo a estos ahora cuando el bar estaba completamente vacío. Al cabo de un rato nos sientan en una de las numerosas mesas que había pero lo más lejos posible del resto de la clientela. Pedimos unas raciones y uno de los que venía con nosotros que era el jefe de mi amiga venía más pedo que Alfredo pero no había dicho ni mu todavía se va para la barra y pide un pelotazo a lo que la camarera simpática le dice ¡¡te esperas!!, el otro se viene para la mesa encogiéndose de hombros y de repente aparece Enjuto Mojamuto vestido de señora porque el pelo de esa señora era como el casco de Enjuto pero con cara de mala leche y le salta "si has venido a quedarte con nosotros te estás equivocando". El muchacho a pesar de la castaña que llevaba flipaba, pero le pusieron su copazo. De repente se levanta de la mesa y se va a por el típico periódico objetivo que suele haber en los bares (dígase el Marca o el As o alguno de esa calaña) y se le acerca Enjuto otra vez y le dice que si es un borracho de mierda que si es un hijo de su madre que es una prostituta (nótese que he suavizado el insulto), etc...

En otro orden de cosas mientras nosotros seguíamos cenando y había unas marujas sentadas dos mesas más allá que no hacían más que mirarnos. Una de ellas estaba sentada de espaldas pero debía ser familia de la niña del exorcista porque giraba el cuello 180 grados para mirarnos. Lo mejor es que sólo estábamos zampando sin decir ni pío. Yo, como me estaba mosqueando, decidí empezar a hacer la hormigonera (comer con la boca abierta) mirando hacia ellas para que las diera un poco de asquete. Según terminamos pagamos y nos fuimos, no tomamos ni café. Lo que no puedo entender es que en un país como este un borracho moleste en un bar y más cuando no estaba haciendo nada, ni que tampoco quieran ganar dinero... A mi me olía mal, ese bar era una secta o algo mucho peor como un nido de pederastas y gente de doble moral ambas de dudosa procedencia... Al día siguiente en nuestra racha de aciertos entramos a una sidrería típica peruana con su típica música peruana, su sidra peruana, sus camareros nacidos en el mismo centro de Ast... digo de Perú, etc... Jejeje, era curioso ver escanciar al personal entre la música Andina.

Algo que he de destacar es que en Asturias no existe el Almax, abrieron una fábrica pero se fue a la ruina. Para el que no lo sepa el Almax es un antiácido estomacal que uno se toma cuando sufre de ardores y acideces por motivos varios como: el alpiste, comer picantón, hincharse a pelotazos, pergarse festines por la noche, etc... Seguro que lo conocéis de sobra. ¿Por qué se fue a la ruina? Sí, veo que lo sabéis: por la sidra. La sidra es una bebida que para la gente que no es autóctona del lugar hace agujeros en el estómago ya que procede de las manzanas verdes que no se caracterizan precisamente por su dulzura. Ellos la toman en cantidades industriales y lo llevan haciendo durante generaciones. Han conseguido con eso ser inmunes a la acidez estomacal y por tanto no necesitan el Almax. Algunos afortunados vamos allí y tampoco nos afecta demasiado pero otra gente vuelve doblada para sus hogares rezumando saliva de Alien por la boca.

Este fin de semana, además, eran carnavales y he visto disfraces bastante originales: de seta, de los condones esos blancos de Cuatro con el punto rojo, de Fito, de los visitantes de V, de borrachos... (ah no, esos no iban disfrazados), de cubo de Rubik, de Fauno (con la farola incluida), de váteres, de tenistas femeninas, de Lars Von Trier.... Bueno, esos éramos nosotros. En realidad no íbamos de nada pero para vacilar al personal decíamos que vestíamos de eso a lo que el personal ponía unas caras que eran para echarlas fotos. Había unos vestidos de algo verde con capa y la cara tapada y al preguntarles de qué iban me dijeron de oiqwuerlask que a saber lo que es y yo les dije lo de lo nuestro y pusieron peor cara todavía que yo jejeje...

Han pasado muchas cosas más pero tampoco lo voy a contar todo, el que quiera disfrutar de Asturias que vaya y lo vea. Alguno dirá que qué tiene que ver la foto del chino metido de un robot de los de Songoku... pues no tiene nada que ver pero me ha gustado para ponerla mientras buscaba fotos.

1 Comments:

Blogger Lucía said...

Vaya anécdota curiosa la del bar ...

Qué rabia que no descubrierais la razón de ese extraño comportamiento. Me quedo con la curiosidad.

Por lo demás, se nota que te lo pasaste muy bien, pero para el año que viene curraros un poco más el disfraz si pensais ir de carnavales no??

13 febrero, 2008 09:48  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz