Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

viernes, enero 26, 2007

Comer de baratillo

Ayer estuve cenando un kebap en un restaurante de esos que los hay a porrillos por todos sitios, y la verdad es que me gustan mucho pero siempre me quedo mirando el tarugo ese de carne que tienen dando vueltas de donde sacan la carne que luego te echan en el pan ese raro con la lechuga y las salsas y el tomate y la cebolla y... El tarugo ese de carne, ¿a quién pretenden engañar? ¿Quién se cree que eso es cordero? Y si lo fuera, ¿cómo hacen para ponerlo en esa masa tan compacta?, porque yo no conozco ningún cordero que tenga esa forma y que sea todo carne así. No será que (teoría de la conspiración) ¿crían corderos genéticamente modificados enchufados a tubos y salen directamente así sin ojos ni nada de nada? ¿Coincidencia? No. El tarugo de pollo que tienen dando vueltas no es tan compacto y se ve claramente que está hecho de trozos pequeños de pollo compactado, pero es que el de "cordero" es totalmente homogéneo. Alguno me dirá que en algunos sitios el cordero es ternera, sí, lo admito pero tampoco conozco una vaca o ternera que tenga toda esa carne en algún lugar de su cuerpo y de una manera tan compacta. Pero una cosa os voy a decir, estas cosas no me quitan de comer estos "sandwichs" que tanto me gustan y que tan ajustados de precio van y que tanto te destruyen el estómago. Yo, además, le echo esa cosa roja desmigajada que hay en vasitos pequeños por las mesas y que pica de la muerte, echáoslo también cuanto mas mejor porque así moriréis pronto de una buena úlcera en el estómago...

Y por no hablar de las hamburguesas de Mc.Dotals y Burri King (he cambiado los nombres para evitar demandas, que estos pájaros saben mucho). Yo no sé qué le echan a las hamburguesas, drogas o algo, porque por mucho que te esfuerces en tu casa para que sepan igual nunca lo consigues. Está claro que la que te haces en casa es más sana y lo que quieras, pero el sabor de la del burguer siempre gusta más. Esa lechuga pocha y esa carne de color raro raro raro, ese pepinillo cortado tan fino que lo puedes usar como monóculo tipo lente para leer el periódico, ese tomate (si se puede llamar así) migoso y ese queso de color amarillo que nunca nunca encontrarás por ningún supermercado porque yo tengo la teoría de que no es queso. Lo que es, no lo sé pero queso no con ese color. Lo mejor es el llamado "efecto Whopper" que te causan estas hamburguesas que consiste en tener una piedra en el estómago y y tener ganas de hacer aguas mayores durante cuatro o cinco horas a partir de que las comes. Pero no termina aquí esto, te pasas una buena noche toledana de acidez y malestar de estómago al día siguiente. Aunque no por eso vamos a dejar de comer estos manjares que nos brinda la naturaleza y que están adecuadamente modificados para que sigamos yendo a consumirlos como borricos.

Qué decir de la pizzas de esa famosa cadena de restaurantes Pelepizza o Pizza Jut (he vuelto a cambiar los nombres), que te comes media pizza familiar de un señor que te la trae en moto y que no tienes ni idea de por cuáles manos ha pasado antes de llegar a tu boca. He oido ciertas historias sobre su elaboración que no voy a reproducir aquí porque todos hemos oido algunas y no es necesario decir más. Son unas viandas estupendas para comer y te puedes meter media pizza familiar de una sentada y tomando Rocacola o alguna Mirinda que son refrescos bajos en azúcar y calorías. Una cena muy completa.

Y, por fin, ¡¡llegamos a comentar la comida del chino!! ¡Qué gloria da comer en el chino! Bien barato, nunca sabes los ingredientes bien de lo que te has pedido, te traen los platos a toda velocidad (no sé si os habéis fijado que no has terminado muy bien el rollito que se suele pedir uno de primero y ya tienes de repente todo lo que habías pedido en la mesa, hay que respetar un poco el orden de los platos: primero, segundo, etc... no todo de golpe), la sangría del chino (no sé por qué todo el mundo pide sangría en el chino, deben ser unos expertos en este arte o es que le echan droga a la sangría también y por eso todo el mundo va y siempre la pide y además repitiendo varias veces), todo frito por lo general excepto algunas excepciones (hay hasta helado frito, que alguien me explique como se hace para freir un helado sin que se derrita, estos usan magia negra secreta o algo así) y su chupito de licor de "floles" que sabe a rayos pero que todos nos tomamos sin rechistar cuando nos lo ofrece el camarero "gratis" al final con la cuenta. Muchas veces además te dan hasta un regalo y todo. También recomiendo ir al chino porque tienes también el "efecto chino" que consiste en acabar hasta arriba de comer e inmediatamente ir al baño a que asome la tortuga la cabeza y acompañado de miles de gases durante el resto del día y parte del día siguiente (incluyendo la noche).

Es una pequeña muestra de lo que nos podemos encontrar por ahí. Eso sí, son sitios baratos y que no porque no sean todo lo sanos o "saludables" que recomiendan voy a dejar de comerlos. Dejaos de restaurantes sanos y caros, se puede vivir perfectamente con la cuatridieta de kebap, chino, pizzas y burguer y no te pasa nada.... demasiado grave.

7 Comments:

Blogger Lucía said...

Pues mira por donde, esa duda que planteas te la puedo resolver.
Los tarugos esos de carne de cordero como tú los llamas, se forman con la carne deshuesada del cordero compactada mediante un aditivo alimentario muy de moda :los alginatos (extractos de algas, como bien sugiere su nombre).
Estos extractos consiguen que toda la carne mezclada adquiera esta forma (o cualquier otra, depende del molde que se utilice).

26 enero, 2007 11:06  
Blogger Dani said...

sí y DONNER KEBAB signigica "carne que gira".

adios

gran blog mucha letra que envidia amf amf...

ganas dinero con tu blog?
yo me registrado en adsense pero nose si ira bien este rollo...

26 enero, 2007 11:14  
Blogger Ulyses said...

Estoy de acuerdo contigo Witi en todo, yo la verdad que toda esta clase de comida me encanta, y lo siento, pero mucha gente habla mal de ella, y a mi s

in embargo, no me parece tan mala. Lo mismo me engaño a mi mismo, porque tanta gente hablando mal de ella... será que los demás tienen razón, pero uno es débil.

Menos mal que por economía no suelo ingerir mucha comida fuera, y todo lo como de casa.

Por cierto, yo trabajo en un resturante, de esos que se supone respetable, porque mis jefes son españoles, pero nada de nada... tenemos cucarachas, ratones, suciedad moderada... ahora no sé qué han hecho los de desinfección, que llevamos unos meses bastante bien, sin cucarachas, pero yo allí he visto de todo...

Luego, si hay poco trabajo, normalmente el género suele estar poco fresco, y vamos, los jefes por ahorrar, casi ponen veneno en la comida: carnes algo en mal estado, ingredientes pochos pero que calientes no se nota nada, panes de hamburguesa con moho...

¿Qué quiero decir con esto? Que no os engañeis, que yo he ido a chinos que te ponían unos platos de ensalada con los ingredientes frescos, que la lechuga crujía, el tomate estaba entero, y yo sin embargo, he hecho ensaladas con lechuga mustia y tomate algo baboso.

Podría seguir contando barbaridades, pero tened en cuenta que como lo que prepares en casa, no hay otra cosa, y no siempre hay que desconfiar de los kebaps o el chino, que muchas veces son mucho mejores que cualquier restaurante español de supuesta confianza.

No sé, es todo relativo, lo mismo hay chinos que ponen gato por pollo y restaurantes españoles que cuiden la calidad en pos de economizar y no tirar productos malos, pero no os fieis de las apariencias.

Por último, decir que conozco gente que han tomado pizzas de cuatro quesos con gargajos dentro como venganza del pizzero porque parece que los conocía y este los odiaba.

27 enero, 2007 03:59  
Anonymous Yelqtls said...

Me encanta todo este tipo de comida.. y sí, lo sé, dicen que no es sana y bla bla bla... pero me encanta.. que le vamos a hacer.
Tienes mi voto diario.
Un abrazo

28 enero, 2007 01:12  
Anonymous Fëarûth said...

A mí también me encantan los kebab!!

28 enero, 2007 18:33  
Anonymous Anónimo said...

no manches tu vida camarada pura carne de perro refrigerada consume lo bueno con el puesto de la esquina

09 agosto, 2008 10:17  
Anonymous Anónimo said...

pinche perro malinchista aprende acomer bueno no carne de quinta y de dudosa procedencia

09 agosto, 2008 10:22  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz