Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

lunes, noviembre 13, 2006

Los Pesados/as

Hay gente que no se dedica nada más que a echar charlas y a intentar hablar con uno a toda costa. Aunque te vean que no quieres hablar te hablan. Un ejemplo claro es esa gente que se te pone al lado y todo lo tiene que comentar: que si madre mía que tiempo hace más malo, que si que tiempo más bueno, que si lo que ha tardado el autobus, que si como va de lleno, que si tengo piojos... Y tú que sólo contestas con gruñidos o un escueto ajá ajá intentando que se den cuenta de que no quieres hablar nada absolutamente con ellos. A ese tipo de personas les da igual que les escuches, mientras estés cerca no tienen problemas.

Otro ejemplo es cuando te subes al autobus por las mañanas. Prácticamente ni te has lavado la cara por lo temprano que es. Lo único que quieres es matar por conseguir un asiento de ventana para poder ir planchando la oreja contra el cristal. Estás ahí subiéndote, y ves que se sube la vecina. Es el momento de usar todas las técnicas de ignore y de hacerse el longui que uno tiene. Por ejemplo, hacerse el dormido. Esta técnica es un poco peligrosa ya que no te duermes de la tensión y si justo abres un ojo en el momento que viene hacia tí y establece contacto visual contigo ya la tienes sentada y dándote la chapa todo el camino. Otra, que yo hago y que nadie respeta, es la de abrir el libro para leer y apretártelo casi contra la nariz para taparte la cara, os digo que no suele servir de nada porque a los pesados les importa una mierda que vayas leyendo. La de ponerse a buscar cosas en la mochila que llevas a los pies tampoco está mal pero te puede causar un lumbago ya que esta señora que viene con el radar puesto para cazar a alguien viene despacio y además también es arriesgada ya que si te levantas un segundo para asomar el hocico para ver por donde viene y te ve estás frito igual.

A veces es inevitable que te cace un pesado/a en ciertos lugares a pesar de tus esfuerzos por evitarlo. Y ahí llega la verdadera lucha del momento: la conversación. Un ejemplo concreto: el sábado cogí el autobus de vuelta a mi casa (el nocturno o buho como lo llamamos por aquí), iba yo con una amiga. Y en la cola para subir a dicho bus, veo que mi amiga se pone rígida y a disimular, ¿qué pasa qué pasa? dije yo. Ella empezó a mirar así de reojo hacia un lado y hablaba así bisbiseando (creo que se dice así) y decía: "están ahí unas conocidas de nosequé (esto no lo dijo pero no me enteré muy bien), hay que intentar no ir con ellas...". Da igual lo que disimules, el pesado/a está a la búsqueda de víctimas. Total, que la final se nos acoplaron y mi amiga tuvo que hacer el falseo de que se alegraba. A mí de momento me daba igual la historia, como no las conocía no tenía por qué no hablar nada, pero ahí me equivoqué. Ese tipo de gente quiere tener la mayor audiencia posible para sus mierdas, así que al final me incluyeron en la conversación.

Hablamos de temas taaaaan interesantes como el tiempo "ha hecho bueno por el día pero ahora ha refrescado", te dan ganas de contestar: "yo también he estado vivo hoy, así que me he dado cuenta". O "hay que ver lo que ha tardado el autobus"...yo también estaba en la cola, así que alguna cuenta me he dado. "Hay que ver lo difícil que es sacarse una carrera...", con lo lista que eres desde luego. Y cuando comentaron algo sobre estas tres cosas entraron en bucle y volvieron a empezar: tiempo, autobus, estudios, tiempo, autobus, estudios... A mí de vez en cuando se me iba la pinza y no escuchaba ni la mitad de la mitad, pero da igual, ellas lo detectaban y establecían contacto visual conmigo y me decían la típica frase de pillar "¿a que sí?", y tú que estás pensando en bizcochitos bailando o peor no sabes ni por donde salir, aunque con la variedad de temas que tienen tienes un tercio de probabilidad de acertar con lo que te preguntan.

También están los pesados esos que si te encuentran por la calle y te pones a hablar con ellos, porque no has podido evitarlo, y te dan una paliza en el brazo que lo flipas. Todo el rato hablando y venga a darte toquecitos en el brazo que al cabo de un rato te dan ganas de partirle la cara ya porque tienes el brazo negro a moratones. Por no hablar de esos que te enganchan con la zarpa y te aprietan el brazo y no hay manera de zafarse. O los que están todo el tiempo ¿verdad? ¿a que sí? ¿o no?... Lo peor de esta gente es que aunque te quieras ir no te dejan, o te rodean para cortarte el camino o te sacan nuevos temas de conversación o técnicas peores. Además no te dejan meter baza de nada, sólo quieren hablar de sus sandeces todo el tiempo y no te dejan ni dar opinión ni contar nada tuyo.

Así que nada, tened cuidado con los/as pesados/as que tienen más peligro que un alacrán en un condón, y si podéis evitarlos mejor. Si alguien tiene nuevas técnicas de evitarlos que lo escriba en los comentarios que serán bienvenidas las ideas antipesados.

Etiquetas: , , , , , ,

4 Comments:

Blogger Tito Kokin said...

Yo me siento muy identificado por este tema porque tengo que pasar 8 horas diarias más o menos con uno, además es de esos que es muyyyyyy pesado!!! Menudo compañero de trabajo tengo, un tostón tostón. Una táctica buenas es ponerse a hablar sólo pero con el móvil, como si estuvieras hablando con tu novi@, o con tu madre. También puedes usar unos auriculares y al menos le verás moverse los labios pero no lo escucharás...

PD: Regla de ortografía: a se escribe con h cuando la siguiente palabra acaba en ado, ido, so, to, cho. Ahora busca y encontrarás...

13 noviembre, 2006 09:37  
Anonymous Rob said...

Conozco peña que en el cine se ponen a comentar todo, no te dejan escucahr la peli y te distraen. Y la técnica para librart consite en sentar a Alf o a Nur entre medias. jejejeje

13 noviembre, 2006 10:59  
Anonymous dingo said...

lo mejor es hacer como que tienes caca, y si te puedes tirar unas flatulencias para que huela un poco mal, mejor.

15 noviembre, 2006 13:37  
Anonymous Anónimo said...

tb están los que te dan la vara por el mesen con los zumbiditos!!!!

15 noviembre, 2006 17:48  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz