Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

viernes, diciembre 01, 2006

Concursos de la Tele (II)

Si no has leido aún el post anterior Concursos de la Tele te recomiendo que lo leas antes que este, ya que si no te vas a chafar la gracia del tema, porque la segunda parte no gusta sin la primera.

Parece que no os habéis mojado mucho con lo del concurso. Voy a dar la solución. Este ficticio programa de la tele se llama el problema de Monty Hall enunciado en una carta por Craig F. Whitaker dirigida a la revista Parade Magazine publicada en la columna de Marilyn von Savant en 1990. Es un problema análogo al llamado de "los tres prisioneros", algún día hablaré de él también porque es muy interesante para ver qué haríais vosotros. La probabilidad de que el concursante escoja en su primera oportunidad la puerta que oculta el coche es de 1/3, por lo que la probabilidad de que el coche se encuentre en una de las puertas que no ha escogido es de 2/3. ¿Qué cambia cuando el presentador muestra una cabra tras una de las otras dos puertas?

Mucha gente cree erróneamente que, una vez sólo queden dos puertas, ambas tienen la misma probabilidad (un 50%) de contener el coche. Se equivocan ya que el presentador abre la puerta después de la elección de jugador. Esto es, la elección del jugador afecta a la puerta que abre el presentador. Si el concursante escoge en su primera opción la puerta que contiene el coche (con una probabilidad de 1/3), entonces el presentador puede abrir cualquiera de las dos puertas. Además, el jugador pierde el coche si cambia cuando se le ofrece la oportunidad. Pero, si el concursante escoge una cabra en su primera opción (con una probabilidad de 2/3), el presentador sólo tiene la opción de abrir una puerta, y esta es la única puerta restante que contiene una cabra. En ese caso, la puerta restante tiene que contener el coche, por lo que cambiando lo gana. En resumen, si mantiene su elección original gana si escogió originalmente el coche (con probabilidad de 1/3), mientras que si cambia, gana si escogió originalmente una de las dos cabras (con probabilidad de 2/3). Por lo tanto, el concursante debe cambiar siempre su elección para tener más probabilidades de ganar.

Esto sucede porque lo que muestra el presentador no afecta a tu elección original, sino sólo a la otra puerta no escogida. Una vez se abre una puerta y se muestra la cabra, esa puerta tiene una probabilidad 0 de contener un coche, por lo que deja de tenerse en cuenta. Si el conjunto de dos puertas tenía una probabilidad de contener el coche de 2/3, entonces, si una tiene una probabilidad de 0, la otra debe tener una probabilidad de 2/3. La elección, básicamente, consiste en preguntarte si prefieres seguir con tu puerta original o escoger las otras dos puertas. La probabilidad de 2/3 se traspasa a la otra puerta no escogida (en lugar de dividirse entre las dos puertas restantes de modo que ambas tengan una probabilidad de 1/2) porque en ningún caso puede el presentador abrir la puerta escogida inicialmente. Si el presentador escogiese al azar entre las dos puertas con cabras (incluyendo la del concursante), abriese una de ellas y luego diese de nuevo a elegir, entonces las dos puertas restantes sí tendrían la misma probabilidad de contener el coche.

Una forma más clara de verlo es replantear el problema. Si en lugar de haber sólo tres puertas hubiese 100, y tras la elección original el presentador abriese 98 de las restantes para mostrar que tras de ellas hay cabras, si no cambiase su elección ganaría el coche sólo si lo ha escogido originalmente (1 de cada 100 veces), mientras que si la cambia, ganaría si no lo ha escogido originalmente (y por tanto es lo que resta tras abrir las 98 puertas), ¡99 de cada 100 veces!

De todas formas si queréis más información sobre el problema podéis mirar en este enlace. También podeis jugar al problema de Monty Hall en esta otra página con el simulador que trae.
Espero que lo hayáis disfrutado y que no se haya hecho difícil la explicación.

5 Comments:

Blogger Tito Kokin said...

Jar!!! Patochadas!!! El contenido de las puertas se cambia en función de lo que haya elegido el concursante para que no se lleve nunca nada!!!

Jejejejej, es bromaaaaaaaaa.

01 diciembre, 2006 11:11  
Anonymous Victor said...

ehhh mi planteamiento fue mas o menos el mismo jejejeje Quiero mi cabra!!!!!!!

01 diciembre, 2006 11:36  
Anonymous SoKoM said...

Este problema lo hicimos en clase de estadística en la universidad xD

Así que yo lo sabía :D

01 diciembre, 2006 14:52  
Anonymous Ulyses said...

Dios, no me he aclarado mucho, estoy un poco espeso, aunque creo que he entendido la parte importante, y en la cual no había pensado.
Es un tema muy interesante.

02 diciembre, 2006 06:26  
Blogger ciercita said...

pues a mi me suena que en ese mismo concurso había un peluquero que sólo peinaba a aquellos que nunca se peinaban a sí mismos. Entonces, se peinaba el peluquero a sí mismo? peinaba el peluquero a las 2 cabras?... ESE CONCURSO ESTA TONGAO FIJO!!! es el escandalo cabragate!!
:)

04 diciembre, 2006 06:48  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz