Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

lunes, mayo 05, 2008

Se celebran bodas, bautizos, comuniones...

Ya ha llegado mayo, las flores, la primavera, el amor, los parques llenos de muchachada ahí dándolo todo y las bodas, bautizos y comuniones. Llegas un día a casa tranquilo de currar tan contento porque a lo mejor te vas de cañas después y abres el buzón y ves un sobre así como nacarado, con tu nombre escrito con letra rara así como mística... ya huele mal el tema pero picas y abres y ahí la tienes: la invitación a la boda, bautizo o comunión de turno (en lo sucesivo pondré bbc para abreviar). Lo lógico sería ponerse contento y alegrarse por la persona que se casa, me voy a centrar en las bodas pero es extrapolable a cualquier otra celebración, pero no te alegras nada... nada en absoluto.

Empiezas a cagarte en los muertos de la familia del que se casa y de por qué leches se ha acordado de ti si hace años que no os veis y si te descuidas ni os habláis pero ahí está, te tienen atrapado. Caes en la trampa porque si vas a la boda tienes que dar regalo y si no vas también tienes que regalar algo por el detalle de haberte invitado aunque esta opción es omitible pero no es lo más conveniente.

Lo primero que se te viene a la mente es que ya tenías otras n bodas (bautizos, comuniones) aparte de ésta y lo segundo es la pasta que vas a tener que dejarte en los temas variados para las bodas: como ya te has puesto un poquito fondón por la buena vida que te pegas quizá el traje no te valga (no te vale seguro) así que prepara pasta para comprarte un traje porque la posibilidad de ir con el traje apretado y una cuerda atada al pantalón porque no te abrocha y para que no se te caigan los pantalones no es muy buena. Por otro lado, el regalo no te queda otra opción que soltar pasta porque se ha puesto de moda incluir en la invitación el número de cuenta para que les hagas la famosa transferencia con el regalo y menos de cien euros no se suele dar. Si además eres mujer prepara para la peluquería que no sólo es lo que vale sino el coñazo de pedir hora para que te peinen porque además ese día todas las tías de tu barrio tienen otra boda también y tienes que ir a las 7 de la mañana porque es el único hueco libre que les queda. Si la boda es fuera de tu ciudad también tendrías que pensar en un hotel para pasar la noche porque cualquiera vuelve con la castaña que te pillas en las bodas y el viaje hasta allí, etc...

Mejor no pensarlo. El caso es que una vez que ya te has maqueado ese día con tu traje nuevo, peinado de marqués (o marquesa y tu vestido nuevo en caso de ser muchacha , los zapatos que te aprietan cosa mala y que sabes que te van a destrozar la vida al final del día pues tiras para la iglesia o juzgado según lo que toque. Si es en la iglesia es un rollo y todo el mundo acaba en la ermita de enfrente mientras los novios dan el sí quiero entre cuatro gatos que se quedan a escuchar la misa y si es en el juzgado casi peor porque el funcionario de turno pone tal tono cansino leyendo los DNI's de los novios y todas las mierdas que hay que leer para los matrimonios civiles que termina roncando hasta la abuela, que por cierto hubiese preferido que su nieta se hubiera casado "como Dios manda" por la iglesia pero al final ella piensa que es parecido el tema porque el juez es como el cura y tal...

Acto seguido la gente queda como atontada que no sabe qué hacer porque el acto termina a una hora y el restaurante no es hasta dos horas después. Todo el mundo desperdigado, se empiezan a formar grupillos amistosos para visitar todos los bares de la ciudad antes de ir al restaurante en los cuales la gente se va pillando ya una medio castaña y acaba pagando el cuñado que no ha bebido nada más que un vino todas las m+1 rondas que se ha tomado todo el personal.

Llega la hora del convite y se ha puesto de moda que saquen como un aperitivo antes de la comida o cena en sí en el cual la gente se tira como si se fuera a terminar el mundo sobre las bebidas y los aperitivos ya que llevan dando vueltas por ahí dos o tres horas y la mayoría no ha tenido tiempo de desayunar porque han estado toda la mañana maqueándose para la celebración. Hay que tener cuidado con el aperitivo porque es una apuesta al doble o nada, me explico: si te pones fino de lo que haya y luego el menú está bien estás listo porque ves unos manjares pasar que no puedes probar porque estás reventando de croquetas de mierda del aperitivo y si te contienes en el aperitivo lo mismo el menú es una castaña y terminas con más hambre que el perro de un ciego. Mal dilema, yo recomendaría que lo mejor es asegurar y luego reventar aunque no se tenga hambre. Así por lo menos si el menú es malo algo has sacado.

Otra sabia costumbre de los novios es preparar las mesas y decir dónde se va a sentar la gente, así lo que pasa es que mucha gente queda emparejada al azar y te puede tocar cualquiera en la mesa: te pueden tocar unos chapas del quince, unos pijos, tus primos los plastas del pueblo que no hacen más que masticar con la boca abierta, tu tío el listillo que sabe de todo o eso aparenta al menos si tú eres matemático da igual porque él sabe más matemáticas que tú, o te puede tocar unos desconocidos con los que mantienes interesantes conversaciones como que la dieta mediterránea es la más sana o algo así... Al final lo que te pasa es que para aguantar el percal te pones fino de vino y a los postres vas ya bueno.

Pasa la tarta con lo de la espada, si caes en desgracia a lo mejor aparece la tuna, seguramente corten la liga a la novia y al novio la corbata con una motosierra para vender los trozos a precio de oro y seda tejida de Japón y si no echas te empiezan a dar la tabarra hasta morir los amigotes del novio o la novia. En algunos casos vienen las putadas al novio como un bloque de hormigón con los regalos dentro...

Y, por fin, el momento más esperado del evento: la barra libre. Si no hay pues te puedes dar por muerto porque te esperan largas horas de ver bailar a la abuela o al que sea al ritmo de la charanga o DJ de turno con las canciones pachangueras populares con un solo cubata o dejándote un riñón en copas. Si tienes barra libre no sabes por qué pero algunos de tus primos cada vez empiezan a caerte mejor, a lo mejor bailas con tu madre si anda por allí, le pisas el vestido a la novia que suele ir tan trozo como todos... Y a bailar el venao, el tractor amarillo, Paquito el Chocolatero, etc...

Al final te vas para casa (o el hotel que ya habías pagado) con un trozo que flipas, los pies reventados y mucho mucho dinero menos pero... ¡¡qué vivan los novios!!.

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Mira, lo mejor una espicha, y de menú: huevos cocios, tortilla, chorizos a la sidra, churrascu; y de beber; barriles de sidra, cerveza, y sangria. Etiqueta, ninguna; y pa animar la comedia la charanga...

Besus agropecuaria!!

06 mayo, 2008 00:08  
Anonymous EVA said...

como lo viste!!!
yo opino lo mismo, una buena espicha en un prao y todo solucionado, hablas con quien quieras y listo...
aunque bueno, q voy a decir yo q llevo mas de 400 bodas a mis espaldas por trabayo......
yo tengo una este mes, y chico, lo de la ropa ye lo q peor llevo...
lo dicho ejejejej
FELICIDADES JATI!!!!!!!

07 mayo, 2008 09:57  
Blogger carmncitta said...

yo la semana que viene tengo una comunión.......puaaaaaaaaaaaaaaaj

07 mayo, 2008 17:23  
Blogger Lucía said...

No me hables de bodas ...jejeje.

07 mayo, 2008 20:40  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz