Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

miércoles, enero 09, 2008

Viena

En el puente de diciembre me fui a visitar a una amiga que está de Erasmus en Viena y la verdad es que me quedé bastante sorprendido con muchas de las cosas que tienen por costumbre allí y que aquí en España son impensables, por no hablar de las típicas comidas que no tienen nada que ver con las de aquí.

Nada más llegar tuve que coger un tren que va desde el aeropuerto hasta la ciudad y vino mi amiga a buscarme. Me soplaron 2 ó 3 euretes (eso es igual que aquí clavarte donde se pueda) y mi amiga no tenía billete no recuerdo por qué. Bueno, pues no habían pasado ni dos estaciones y viene el revisor pidiendo los billetes... le enseño el mío y mi amiga se pone a buscarse el suyo por todos lados y ya le dice al revisor que lo ha perdido, yo ya estaba con los billetes fuera para sacar la multa y va y dice el tío: "no pasa nada" y ¡¡¡coge y se va!!! Imaginad la misma escena en España: "¿que no tienes billete? ¡¡Multazo!! ¡¡Que vengan los seguratas a humillarla!! Y fuera del tren que aquí no se viaja gratis, pero qué cachondeo es éste!!!, etc..." Todo esto sin dejarte decir ni mu y tratándote como a un criminal total. Luego tuvimos que coger metro y tranvía en los cuales no había tornos ni nada que controlara si pagabas o no, había como una máquina de picar el billete, que ellos dan por supuesto que has comprado..., y te subes por donde quieres así sin más. Imaginad lo mismo aquí: no pagaría ni Perry Mason, todo el mundo viajando gratis y además quejándonos de los horarios y de las pésima condiciones de todo. Además iríamos metiendo prisa al conductor por impuntualidad y, por supuesto, la persona que diera por hecho que la gente pagaría el billete para subir estaría en un manicomio con una camisa de fuerza y dándole electroshocks por pensar eso...

Daba la casualidad que era una época navideña, no he visto una ciudad con tanto adorno navideño en la vida ¡era terrible! Y había mercadillos navideños en cada plaza, no creo que hubiera negocio para tanto puesto. Uno de los puestos era una especie de bar que vendían algo en una taza, delante había puestas mesas con gente de pie alrededor... y ¡¡no se oía ni una mosca a pesar de la cantidad de la gente que había allí bebiendo aquello!! Llegamos mi amiga y yo hablando normal (para lo que es normal en España) y alguna gente se giraba pensando que pasaba algo y ¡¡que había gente discutiendo!! Ahora viene lo peor de lo peor: la bebida que vendían. Se llamaba algo así como punch o algo así y era (chanchanchannnnnnnn) ¡¡sangría caliente!! Pero no caliente de sin hielo o del tiempo, era caliente hirviendo y lo mejor es que traía hasta los trozos de fruta y te lo venden en una taza de esas de desayuno. Al primer trago que le dí me dio una arcada que no podía con ella. Ahora imaginad la misma escena en España: ¿en qué bar (porque hay que decir bar o chiringuito) con gente bebiendo algo con alcohol delante hay gente hablando bajito o en un tono medianamente normal? Ninguno. Por no habla de lo del vino caliente, yo respeto todas las costumbres de la gente pero esto es ofensivo contra la integridad de la raza humana, no se debe y no se puede permitir que alguien beba sangría hirviendo ¡ni siquiera sabe bien!.

Por no hablar de la comida típica. Llegamos a un sitio que en el cartel, en alemán, ponía que había menú del día y yo pedí uno de esos: me plantan un barreño de lentejas delante con dos bolas como mis puños blancas y lo cubren todo con un puñado de perejil... Yo bizqueaba incluso. Las lentejas venían así en plan pasta, no sabían mal pero claro sin chorizo y sin verduras y sin nada pues... Di el callo y me las comí todas a ver qué va a pasar y decidí hincarles el diente a las bolas blancas que eran la cosa más compacta que he comido nunca, yo deduje que era como patata con harina con... No tuve huevos a comerme las dos. Me comí una y pico y estaba para reventar (a lo mejor influyó el barreño de lentejas anterior) pero aún así con la compacidad que tenían esas bolas es imposible que nadie se las terminara. Luego me da por pedir un café con hielo y el tío ponía cara de que iba a llamar a la policía por mencionar el hielo, ¡¡era como un elemento extraño del mundo!! En otro sitio me dicen: pide esto que es lo típico de aquí, muy famoso y nosequé... Era filete empanado con patatas de toda la vida. También pedí ¿gullash? creo que se escribe así que era carne en salsa y por lo visto no es ni típico austriaco es una comida de origen húngaro pero teniendo en cuenta que allí la mayoría de la gente tiene origen húngaro pues...

Lo que si no defraudó fueron las jarracas de cerveza de medio litro o más que te podías meter para el cuerpo. Por lo demás la ciudad muy bonica e imperial con sus cosas de Sissi emperatriz, la gente muy fría y bastante ignorantes de la vida yo creo. Resulta que en las farolas había colgados periódicos como en una bolsa de plástico y encima había una hucha para echar el dinero si pillabas un periódico... Imaginad mi reacción típica española: ¡¡arramplar con todo lo gratis posible sin pagar pensando lo inocentes que son!! Tuve que reprimir y coger sólo uno (sin pagar nada claro) pero yo no podía ni creer aquello. No voy a comentar nada sobre una iniciativa semejante en el país que vivimos...

En fin, recomiendo mucho visitar Viena pero pensad que el chip que hay que llevar es distinto al español. El modo de vida es distinto y es bastante triste que a las 15:30 sea de noche.

3 Comments:

Blogger Lucía said...

Junto con Praga es una de las ciudades que más me gustaría visitar.

La gente en estos países es muy muy diferente a la de aquí Witi. Es que no parecemos de la misma raza.

No me extraña que cuando vienen aquí de turismo les timen los trileros de la Rambla de Barcelona...

09 enero, 2008 12:57  
Anonymous Anónimo said...

Hola Witi, soy tu amiga de erasmus en Viena, jeje. Tienes razón en todo, pero se te olvidó hablar de los cagaderos....Besinos y puxa asturies!!

19 enero, 2008 15:37  
Blogger carlitos_hache said...

hola! nada, soy un chico que esta pensando en irse a viena de erasmus el año que viene. he encontrado este blog en google... veo que el balance de tu viaje no es muy positivo. no había nada de ambientillo en la ciudad? otra cosa, es bonita? sé que hay muchos monumentos que merecen ser vistos, pero qué tal son las calles en general? es una ciudad buena para callejear o hay que ir a tiro fijo?

01 febrero, 2009 13:59  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz