Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

viernes, marzo 23, 2007

Rasurado

Madre mía lo que le ha pasado a un amigo mío... Es que no se puede comprar cualquier cosa ahí del baratillo o sin leer bien lo que estás comprando. Se ha ido a comprar una máquina de afeitar eléctrica y mirad lo que me ha contado que ha hecho:

Con ánimo de distraerme me he dispuesto a afeitarme con un ingenio que adquirí hace un par de días en una tiendecita de higiene personal y de pequeños electrodomésticos. Se trata de una máquina afeitadora eléctrica de la prestigiosa multinacional europea Braun (excelentes minipímers). Siendo como soy un recién llegado al mundo del afeitado industrial me he leído el manual de cabo a rabo. Reproduzco a continuación algunos extractos de la guía:

-Mantenerse sentado mientras se usa el aparato.
-No usar dormido, o si tiene tendencia a dormirse.
-No usar el aparato con animales domésticos.

Y otras consideraciones similares que no está de más recordar.

Llego a la parte interesante:

Modo de empleo:
-Llenar el depósito de agua caliente.

Acostumbrado al afeitado manual me cuesta imaginar para qué se tiene que llenar el "depósito" de agua "caliente". Es más: no doy con el citado depósito. Opto por sumergir el aparato un buen rato en agua hirviendo. Sigo leyendo:

-Conectar el aparato a la red.

Así lo hago. Noto un chisporroteo in crescendo que culmina con una pequeña llamarada. Deduzco que debe tratarse del mecanismo de ignición pero, aun así, sofoco las llamas con una toalla.

Sigo leyendo.

-Sentarse y poner los pies sobre el aparato.

No acostumbro a rasurarme los pies (no por pereza) ya que no los tengo especialmente peludos, particularmente en las plantas. De todos modos obedezco las instrucciones, me siento en el borde de la bañera y coloco los pies sobre la Braun Flex-XP 5600. Había oído hablar de la depilación por descargas eléctricas, así que no me arrugo cuando noto fuertes calambres en las extremidades. Ahora bien; el pelo de la barba parece no moverse ni desprenderse, por lo cual piso con más fuerza. Cuando no puedo resistir más el achicharramiento en los pies y ya tengo el cabezal metálico adherido con saña a los talones, desenchufo el aparato tal como dicen las instrucciones:

-No masajear más de 15 minutos seguidos. Desenchufar y volver a repetir el proceso.

Vuelvo a sumergir la máquina en agua a 120 grados Celsius y la enchufo nuevamente. Pierdo un buen rato buscando velas, ya que la máquina se ha auto-incinerado y ha hecho saltar los plomos. Por prudencia evito poner los pies sobre el churro de plástico contorsionado y humeante. Quizás es momento de ir a sellar la garantía y hacerle al vendedor un par de preguntas de "tú" a "tú". Miro el manual y creo entender el porque del problema.

Taurus. Bahia Relax. Bahia Jacuzzi.
Hidromasajeador de pies.

¡Ajá! Intuyo que, accidentalmente, al embalaje de la afeitadora ha ido a parar el manual de otro ingenio electrónico (en este caso un hidromasaje para los pies). Meto todo en la caja y me dirijo al establecimiento donde la adquirí. El vendedor se niega rotundamente a sellarme la garantía. Le recalco la importancia del pequeño comerciante en el marco del nuevo modelo de financiación catalán, pero no se da por aludido. El malentendido sube de intensidad y, finalmente, muy disgustado me voy de allí, no sin antes haber adquirido un atractivo aparato a pilas para sacar las bolitas de lana de los jerseys.

Llego a casa, lo abro dispuesto a probarlo y leo las instrucciones:

-Cepillar como con cualquier cepillo manual, describiendo círculos sobre los dientes...

10 Comments:

Blogger Lucía said...

Jajajaja, muy divertido.
Como trabajadora en la industria, certifico que es más que normal que habitual que sucedan esas cosas.
Y la cantidad de errores que se detectan con el mínimo control de calidad, que si no ...

23 marzo, 2007 09:35  
Anonymous migue said...

Tu amigo quien es.. ¿Hommer Simpson?

23 marzo, 2007 10:22  
Blogger Micalet said...

Si es que lo primero que debería poner en unas instrucciones es: léase todo antes de empeazar a utilizar el aparato, así seguro que no pasaban estas cosas.

23 marzo, 2007 12:15  
Blogger Browner...Seguro? said...

jajajajja.. que bueno... al principio hasta me lo creia....

Si es que las instrucciones la mayoria estan traducidas automaticamente y ponen cada burrada que te puedes morir

23 marzo, 2007 17:27  
Anonymous marta de esparta said...

si te compras cualquier cacharro electrónico en un todo a 100 y te lees las instrucciones te mueres de risa. los chinos ahorran en traductores y luego les sale lo que les sale :)

26 marzo, 2007 01:43  
Blogger kath said...

jajajajaja pobretico!

26 marzo, 2007 02:41  
Anonymous sin miedo said...

Hay que empezar a leerse los manuales por el final para que no nos ocurran esta serie de disparates.

26 marzo, 2007 06:54  
Blogger Ulyses said...

Yo recuerdo que un manual de una máquina de cortar el pelo, ponía algo así como:

"Cuidado con cortar mucho, el pelo cortado no se puede reponer"

27 marzo, 2007 06:20  
Anonymous Anónimo said...

https://.WWW.CHICASBUSCANCHICOS.ES

27 marzo, 2007 11:34  
Blogger Merrick said...

Buenísimo, en serio. Casi me lo he creído.. Bueno, podía servir como escarmiento a todos aquellos que tenemos la manía de NO LEER JAMÁS las instrucciones de los aparatos que compramos. Hasta que nos pase, ¡jajaja!

03 abril, 2007 06:58  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz