Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

lunes, diciembre 11, 2006

Siguiendo con el tema...

Siguiendo con el tema de los cumpleaños me gusta mucho recordar las fiestas de cumpleaños de cuando éramos pequeños. Yo no sé de casi nadie que no se juntara con los amigos en el burguer o en algún sitio similar para ponerse como el kiko de comer mierdas. Al principio nos juntaban en la casa del agraciado del cumpleaños, pero dado los grados de suciedad y destrucción que había después de dichos eventos las madres decidiceron que lo limpiara el señor de la gorra del burguer.

La primera vez que nos sacaron a mí y a mi jauría de amigos fue a un nuevo burguer que se llamaba (atentos) Mc. Douglas. Ahora recordándolo la verdad es que creo que era mucho mejor que el Mc. Donald's de turno, pero en aquella época daba mucho más prestigio ir al McDonalds que al McDouglas al día siguiente en el colegio. Lo mejor era el parque infantil que había que se llenaba de los rebaños de niños que estaban como locos pegando gritos y saltos, todavía me acuerdo un poco de la cara de una de las cuidadoras que la muchacha, la pobre, no daba abasto.

Por no hablar de las bolsas de chucherías que era casi obligado llevar al colegio a repartir entre los de tu clase. Cuando las llevabas tú bien, pero el día que te tocaba recibir te ibas para casa encantado de la vida de que algún compañero te hubiera convidado a chucherías gratis. Se le cantaba hasta el "cumpleaños feliz" en clase y todo. Se olvidaban las rencillas con el típico que te pegabas o con cualquier otro y todo por unirse por las bolsas de chucherías regaladas. Además, era como un reclamo hacia tus orejas que te las llevabas colgando de un hilo para casa ya que tus compañeros, por lo general, se vengaban bien de cuando les dabas los tirones tú a ellos.

Cuando creces el burguer se convierte en botellón primero y luego en bar de "tomar algo", las bolsas de caramelos se convierten en bandejas de pastelillos (prepárate mañana Kokin que ayer no pude ir que era muy tarde), ya no hay canciones, los regalos siguen siendo de poca categoría, ya no te tiran de las orejas, y estás deseando que te felicite esa persona especial todo el día y al final quizá ni se haya acordado. Para mí el día del cumple es el mejor del año, espero que nunca se me pase la ilusión que me da este día, aunque supongo que será inevitable. Lo mejor son las frases que tendré que empezar a decir pronto, como por ejemplo "si es que ya vamos para abajo", o bien, "vaya edad que vamos teniendo, los años no perdonan", jejejejeje. Ya sabéis los más mayores como va esto.

2 Comments:

Blogger Tito Kokin said...

Yo me ahorraba lo del cole porque como mi cumple es en verano.... Tomo nota de los pasteles, jejejeje!!!

11 diciembre, 2006 14:57  
Anonymous Ulyses said...

Pues en mi cole solo llevaban chuches los niños que tenían papis ricos, eso se notaba.

E igualmente, eso de irse al burguer no se estilaba en mi familia. En casa y con pocos amigos, a lo tradicional.

12 diciembre, 2006 12:06  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz