Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

viernes, noviembre 17, 2006

Sentarse

La humanidad siempre se ha caracterizado por sus grandes enfrentamientos, sus guerras, sus luchas a muerte por algún objetivo... Lo que nadie sabe es que todos estos conflictos provienen del mismo motivo: sentarse. Sí, sí, sentarse. Parece mentira pero así es. Sólo hay que analizar un poco las situaciones que nos rodean para darse cuenta de ello.

Por ejemplo, en el Metro. Tú te levantas con los ojos pegados, aparentemente sin fuerza totalmente dormido y te bajas al andén a esperar el Metro. Mientras pone que quedan 5 minutos para venir sigues igual de "dormido" pero según van quedando menos minutos se te va despertando el instinto de cazador. Empiezas a colocarte lo más cerca posible del borde, empiezas a mirar continuamente a ver si viene el tren ya. Y cuando llega te mueves empujando a quien sea para conseguir el sitio más cercano a una puerta. En cuanto se abre la puerta se activa nuestro más primitivo instinto dentro del cerebro y que creemos tapado por siglos y siglos de evolución: conseguir un asiento. ¿Recordáis que dije que estabas dormirdo? Eso da igual, pierdes el control y entras a saco a por un asiento. Lo mejor es que como todo el mundo está usando la misma violencia los codazos y los empujones son moneda corriente en el metro. Pasas por encima de una señora, le metes el codo en las costillas a un viejo, corres que ni Carl Lewis en sus tiempos y ¡¡todo por un asiento!!. Por lo general , no lo consigues porque el Metro va hasta las trancas de gente y te da lo mismo al final.

Una situación que me gusta muchísimo también es dentro del vagón que va regular de lleno y al llegar a una estación se levanta alguien... Todos pensaréis que la gente se abalanza sobre el asiento, pues si hay viejos o marujas sí, no os equivocáis. Pero en caso de que haya otro tipo de gente, contrariamente a lo que se podría pensar, el asiento queda libre durante unos segundos: cuando se levanta la persona empieza todo el mundo a mirar el asiento y a mirarse entre ellos, empieza a sonar la música de "La Muerte Tenía un Precio" y hay momentos de tensión... nadie se mueve... y de repente alguien mueve un párpado o un dedo y dos o tres personas se abalanzan a por el asiento. Este espectáculo si no luchas por el sitio es impresionante a la par que lamentable. Da igual el sexo, la raza, el color, las creencias, la edad... todo el mundo lucha por sentarse.

De hecho muchas guerras y muchos conflictos vienen por un asiento: el de mandar. Sí, el asiento de mandar es uno de los más prestigiosos donde sentarse. Nadie desdeña mandar. Pero realmente no es por mandar. Es por el asiento taaaaan cómodo que tienen los jefes, presidentes de gobierno, ministros, reyes, etc... La gente quieres un buen puesto para hacerse con un buen asiento bien cómodo. Sólo tenéis que ver en vuestros trabajos vuestra silla y la de vuestro jefe. Anda que no os gustaría tener una silla como la suya. O en clase, que tu silla solía ser de madera monda y lironda y la del profesor era así como acolchada.

Si hay igualdad de condiciones de asientos, como por ejemplo en un sofá o en el cine. La gente parece que no va a luchar. Pues sí, también se lucha. En un sofá todo el mundo quiere uno de los lados para poder apoyar el brazo, en el cine quieres tener un buen sitio. Haces locuras para conseguir un buen puesto si tienes que pisar a tu novia para conseguir el brazo del sofá la pisas, si tienes que irte tres horas antes para conseguir un asiento centrado en el cine pues lo haces. Todo es instinto de sentarsevivencia y el que lo niegue no es humano.

1 Comments:

Blogger Tito Kokin said...

Se te ha olvidado comentar que muchas veces los asientos llevan incorporados un estado de ánimo, por ejemplo, yo es sentarme en el sillón del trabajo y me entra una mala leche que pá qué contarte. Me levanto y se me pasa, me vuelvo a sentar y otra vez, y así puedo estar eternamente....

17 noviembre, 2006 09:36  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz