Bienvenido a mi Mente

En este blog no tengo ninguna pretensión, simplemente voy a comentar cosas que me vayan ocurriendo o que se me pasen por la mente. Os espero cada poco para que veáis que va pasando, ni yo mismo sé qué podrá ser escrito aquí...

La tira de Garfield

lunes, septiembre 15, 2008

¡Cómo se estropean los cuerpos!...

¡Y cómo están las cabezas! Eso dice mi abuela y yo me reía pero no la falta razón a la mujer. Todo el mundo piensa que no va a envejecer pero como se suele decir la edad te la va metiendo despacito hasta que sin darte cuenta te pasan cosas que no te pasaban antes. No es una cuestión sólo de la edad sino de tus amigos que también te hacen viejo o vieja.

Seguro que váis un día por la calle y viene de frente una pareja con un carrito y un vástago. Miras bien y resulta que él era amigote tuyo del insti, con el que te has ido un millón de veces a un parque un sábado a las cinco de la tarde a beber calimocho con vino Casón Histórico y Chuchi Cola. Tienes que parar y lo primero que observas (con deleite aunque esté mal decirlo) es que se está quedando un poco calvo y se le ve el cartón por detrás (lo que no sabes es que seguramente él estás pensando que te has puesto como una bola). La típica conversación vanal de que se casó hace ya cuatro años, que éste es el segundo que el primero está con sus abuelos (¿¿¿dos hijos??? Pero si juraba y perjuraba que nunca se casaría ni tendría hijos!!!) pero ahí no termina la magia. Te empieza a contar que el chino, en todos los grupos de amigos hay al menos uno que le llaman el chino, también se casó hace un año, que fulanito tuvo gemelos, que menganito se casa al mes que viene, que menganita se ha independizado ya y vive en Cuenca, que... Y notas que tu espalda y tus hombros se van hundiendo cada vez más, no porque quieras casarte o tener hijos o vivir en Cuenca o que te llamen el chino sino porque ves que la gente que tiene tu edad hace cosas de viejos!!!!

Y luego otro indicador evidente es tu propio cuerpo. Sales una noche y como te pases un poquito con las copas y te acuestes muy tarde al día siguiente estás muerto para que te incineren. Recuerdas que antes podías salir tres días seguidos tranquilamente y sólo tenías una leve resaca al día siguiente por la mañana, ahora tienes a un hombre golpeándote la cabeza por un mazo. Eso por no hablar de la posible acidez que te causan las copas cosa que antes no te pasaba tampoco. Y lo mejor es cuando vas a un garito y entras y ves que hay una panda de gente de, digamos, veinte años y piensas: "cómo está esto de niñatos"... lo mejor es que ellos piensan: "cómo se está poniendo esto de viejunos" y sabes que cuando tú tenías su edad pensabas que la gente tu edad actual te parecían suuuuuuuperviejos y la gente de tu edad lo máximo.

Y los crujiditos de huesos y articulaciones!! Qué grande es cuando te levantas algunas veces por la mañana y te hace una rodilla ¡crack! y el hombro ¡crickcrack!, eso hace muchas risas también. Y lo que he observado en mucha gente es que se levantan ya como los viejos: ¡¡ay ay ay ay Señor!!... ¡¡¡No hagas eso si no te duele nada lo haces por vagancia!!!

En fin, que los veintimuchoañeros todavía somos jóvenes pero ya no tanto. Hay que cuidarse y yo para cuidarme la semana pasada salí todos los días menos uno teniendo que currar luego al día siguiente... pero claro son las fiestas y siempre se ha salido en fiestas y la juventud tiene que salir ¿no?

4 Comments:

Blogger carmncitta said...

Cuanta razón tiene tu abuela!!!


yo salí el jueves hasta las tantas, el viernes hasta las tantas y el sábado ya no podía con mi cuerpo ,jajajaja, antes aguantaba mucho más...

Y sobre los compañeros del instituto casi todos están hipotecados, casados o con hijos...también debo decir que ellos no han estudiadop más allá de la Eso, con lo cual...han podido ir más deprisa que yo, que estoy todavía en la uni. Pero vamos que estas cosas te hacen ver que ya tienes una edad xD.

15 septiembre, 2008 20:06  
Anonymous IVAN said...

Veo que te gustó mi foto en el IKEA. En la foto me acompaña mi mujer y mi amigo Israel, que es el que no esta dormido.

Dios mio, protagonizando un post de vejestorios. Que depre.

Saludos.

16 septiembre, 2008 02:22  
Blogger Lucía said...

Ahí ahí ... dando ejemplo,jeje.

La edad es un estado mental, yo no he envejecido ni un ápice desde los 15 años mentalmente (lo cual aún es más vergonzoso,jeje)

17 septiembre, 2008 22:10  
Anonymous Evi said...

Jaajaja, cuanta razón. Es domingo, ayer tuve un cumpleaños y la resaca de hoy, te la puedes imaginar. Yo voy ya para los 31, y he observado que dices que estás en los veintimuchos, pues siento decirte tío que la cosa solo irá a peor, jejejej, y no has hablado de las patas de gallo, madre mía, que ya están aquí, y sin avisar.

21 septiembre, 2008 15:08  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

El Tiempo Madrid / Cuatro Vientos


Este blog vale $39,517.80.
¿Cuánto vale el tuyo?

Bloguzz